Cuidado con la contaminación acústica

Ciudad

El ruido se ha convertido en uno de los mayores enemigos de la sociedad actual y, por tanto, de la calidad de vida. La exposición a la que estamos sometidos en las ciudades que habitamos es sumamente perjudicial, especialmente a largo plazo.

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos estamos sometidos a un alto e intenso nivel sonoro. Incluso durmiendo nuestros oídos siguen percibiendo ruidos por encima de los umbrales recomendados. El tráfico, el ruido de los vehículos, de la maquinaria e incluso las fiestas en las que participamos sobrepasan ampliamente los umbrales marcados como recomendables.

Estar expuestos a estos ambientes sonoros es perjudicial para nuestra salud auditiva. Ya no se trata solo de que son molestos y no nos dejan descansar sino que además van a provocar pérdidas de audición más tempranas. Esto hará que nuestra calidad de vida se resienta impidiéndonos disfrutar de nuestras actividades favoritas.

Si hasta hace unos años lo habitual era que las personas empezasen con problemas de pérdida de sensibilidad auditiva a partir de los 60-70 años esta edad está descendiendo peligrosamente hacia los 50 años y si no ponemos remedio lo seguirá haciendo. Si tenemos en cuenta que nuestra esperanza de vida es cada vez más larga es probable que perdamos, por tanto, gran parte de nuestra calidad de vida.

Debemos concienciarnos de la importancia de la prevención auditiva y por tanto de la protección porque solo hay dos maneras de hacerlo: o dejamos de acudir a lugares donde los ruidos son intensos o nos protegemos de los mismos.

En NovaPro somos profesionales en la fabricación de todo tipo de protectores auditivos y moldes por lo que puede confiar en que su centro auditivo de cercanía contactará con nuestros profesionales para fabricarlos. En función de cada ambiente se recomiendan un tipo de protectores u otros además de unos diferentes filtros.

Demo